¿Alguna consulta? Llámanos al 954 028 034
 

¿Es verdad que la humedad causa dolor en las articulaciones?

articulaciones

¿Es verdad que la humedad causa dolor en las articulaciones?

Es muy común escuchar a personas decir que el frío intensifica su dolor de articulaciones o de huesos. Hoy vamos a aclarar este gran mito.

¿Qué es la artrosis?

Antes de todo, vamos a explicar qué es la artrosis. Se trata de la enfermedad degenerativa articular más frecuente, y se caracteriza por el desgaste del cartílago hialino que recubre las superficies óseas de las articulaciones. El dolor se produce debido a que el hueso queda sin el efecto amortiguador del cartílago, lo que produce la fricción con los otros huesos de la articulación.

Los síntomas más habituales de esta enfermedad son:

  • Dolor articular.
  • Deformidad articular.
  • Inflamación en las articulaciones.
  • Rigidez.

Actualmente, en España, la artrosis afecta al 10% de la población general.

¿Es el frío el causante del dolor de articulaciones?

Con la llegada del invierno, empezamos a notar ciertos dolores articulares en nuestro cuerpo que durante estaciones más calidad no notamos.

Y es que, en esta época del año la presión atmosférica disminuye causando un empeoramiento de los síntomas de esta enfermedad. Nuestros músculos están más contraídos, provocando más contracturas y dolores. Además, el frío es el causante de que el líquido sinovial encargado de lubricar las articulaciones adquiera un estado menos fluido, contribuyendo a una mayor rigidez.

Sin embargo, hay que aclarar que el frío no es el desencadenante de esta enfermedad, pero sí que influye en un aumento de la sensación de dolor. 

Por lo tanto, durante épocas de frío no hay que alarmarse. Lo más importante en estos casos será:

  • Abrigarse bien.
  • Seguir con tu tratamiento.
  • Evitar grandes cambios de temperatura.
  • Mantenerse activos .
  • Aplicar calor en las zonas doloridas.

Por otro lado, según estudios recientes, el estado de ánimo también puede ser un gran determinante en la intensidad y/o frecuencia de estos dolores.Un mal humor puede intensificar nuestra sensibilidad a estímulos negativos. Mientras que un buen humor nos ayuda a aumentar nuestra resistencia a ciertos dolores.