¿Alguna consulta? Llámanos al 954 028 034
 

Alimentos que inflaman las articulaciones

alimentos que inflaman las articulaciones

Alimentos que inflaman las articulaciones

Un cambio en los hábitos de vida es el primer paso y el más importante a la hora de lograr reducir el dolor en las articulaciones. Junto a ello, es importante contar con la atención de un especialista y complementarlo con una crema para las articulaciones

Pero, como decimos, un estilo de vida saludable es el pilar fundamental que te ayudará a reducir esas dolencias.

Anteriormente, ya hemos hablado en nuestro blog sobre los mejores ejercicios para cuidar de tus articulaciones. Hoy, en cambio, vamos a tratar el tema de la alimentación.

Y es que, al igual que existen algunos alimentos que pueden ayudarte a reducir la inflamación y el dolor en las articulaciones, hay otros que tienen justo el efecto opuesto. 

Evitándolos en tu dieta podrás reducir en gran medida el dolor articular y otras molestias asociadas tales como la rigidez y la inflamación.

Azúcares

Los alimentos con un alto contenido en azúcar provocan la liberación de unas sustancias llamadas citocinas, responsables de aumentar la inflamación en las articulaciones. Evita refrescos, dulces, galletas, golosinas y el resto de alimentos azucarados.

Alimentos con purina

La purina es un compuesto orgánico que se encuentra en ciertos alimentos y que favorece la producción de ácido úrico, que se acumula en tejidos y articulaciones pudiendo llegar a causar mucho dolor.

En este gran grupo de alimentos podemos encontrar las carnes rojas, el marisco y pescados como el bacalao, la caballa, las anchoas o las sardinas.

Aceites, soja y frutos secos

Los ácidos grasos Omega 6, contenidos por estos alimentos, están asociados al riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y también al aumento de la inflamación de las articulaciones. También se encuentra en la mayonesa y la yema de huevo.

Si tienes que usar aceite para cocinar, que sea siempre aceite de oliva virgen extra, en cantidades reducidas.

Lácteos

Los productos lácteos como la leche, el queso o la mantequilla contienen una proteína llamada caseína. Esta proteína es responsable del incremento del dolor y la inflamación, ya que afecta al tejido que cubre las articulaciones, impidiendo que la sangre pase correctamente.

Café y otras bebidas con cafeína

El exceso de cafeína provoca una reducción del nivel de vitaminas y minerales en el organismo. Esta falta de nutrientes causará una menor protección de las articulaciones, con la consiguiente inflamación y dolor.

Lo recomendable es eliminar el café de nuestra dieta o reducir su ingesta a, como mucho, una taza pequeña al día.