Cómo usarla

tratamiento articulaciones

Si no queda satisfecho le devolvemos el dinero del producto

Si prueba nuestro tratamiento tópico articular Artrosy y no queda satisfecho, le devolvemos el dinero del tratamiento. Sin letra pequeña, por ello le informamos desde ya, de que este compromiso será posible si lo compra directamente a nosotros, por email, por teléfono (llamada o mensaje de whatsapp) o por nuestra tienda online. Deberá también enviarnos el tratamiento adquirido en su embalaje a nuestro laboratorio. Los gastos de envío iniciales y para la devolución correrán por cuenta del cliente. Si tiene alguna duda sobre nuestra garantía de satisfacción u otros aspectos de nuestro tratamiento, nos puede llamar por teléfono o escribir un mensaje.

¿Cómo se usa ARTROSY?

 

Artrosy es una crema de uso tópico externo. Se recomiendan de una a cuatro aplicaciones al día según sea el cuadro antiinflamatorio y de dolor. Ir reduciendo aplicaciones hasta una vez al día al notar mejora y recuperación de la movilidad.


Aplicar una pequeña cantidad de crema (similar al tamaño de un garbanzo) en la zona articular dolorida y masajear con movimientos circulares suaves hasta su completa absorción. No aplicar cerca de los ojos, mucosas o heridas abiertas.

¿Cuándo se aconseja usar?

 

1. En patologías articulares por deterioro articular a cualquier edad (menores de tres años bajo supervisión pediátrica).

 

2. En patologías articulares provocadas por la administración de un tratamiento farmacológico o la práctica de una actividad física o laboral continuada, repetitiva e intensa.

 

3. En patologías articulares causadas por un accidente o lesión traumática sin heridas con sangrado o supuración. En caso de sufrir artrosis, artritis, fatiga articular, tendinitis, bursitis, hallux valgus, trocanteritis, síndrome de la banda iliotibial, tenosinovitis, dedo en garra o martillo y fascitis plantar.

 

4. También se aconseja como tratamiento coadyuvante en golpes, contusiones, luxaciones, esguinces, fibromialgia, espondilitis anquilosante, quiste de Baker, quiste sinovial, lupus eritematoso sistémico y enfermedad de Sudeck.

 

5. En la recuperación post operatoria (por ejemplo: artroscopia) y en casos de inmovilidad temporal por accidente, lesión o reposo forzado.

 

6. En cualquier pequeño dolor que comience en cualquier articulación como se suelen dar en manos o pies de forma muy común.

TESTIMONIOS

“Mi mujer padecía molestias en una de las rodillas, os pedí una muestra y la probó, después compré un bote en la farmacia y mano de santo, las molestias desaparecieron hasta el día de hoy. ¡Muy recomendable!”

 

Óscar Amodeo Martínez

“Con la artrosis gigante que tiene mi madre en una rodilla, no tiene cartílago, esta para operar, en 5 días que lleva, le ha quitado el «requemor» que tenia, y la veo que anda mas recta. Y también se puso en el hombro y ahí fue «mano santo», a la primera aplicación, se le paso el dolor.”

 

Cristina Alcantarilla Muñoz